Las tiras de colores (Vendaje Neuromuscular)

Mucha gente que pasa por mi consulta pregunta sobre la verdadera eficacia de “las tiras esas de colores”. Hoy quiero dar mi visión particular al respecto, con algunos datos científicos de estudios realizados y mi experiencia clínica.

Sigue leyendo “Las tiras de colores (Vendaje Neuromuscular)”

ROMPIENDO MITOS III: El esguince mal curado

Si pensabais que sólo nos íbamos a quedar con un par de mitos por romper en la fisioterapia, estáis muy mal encaminados. Hay decenas, si no cientos de ellos que podemos romper o, al menos como en este caso, matizar.
El caso del “esguince mal curado” es algo que todos hemos oído o padecido, pero no es tanto como pensamos, o, al menos, no es el esguince en sí lo que no se cura.

Sigue leyendo “ROMPIENDO MITOS III: El esguince mal curado”

Vuelta al deporte

Se van terminando las vacaciones y dejamos atrás esos momentos de relax, de caminar por la playa, de tomar el sol y de los chiringuitos; de los largos paseos, de visitar ciudades y museos y de conocer nuevos países y culturas.
Volvemos a la rutina y con ello, volvemos a hacer el ejercicio al que estamos habituados. Salir a correr antes de ir a trabajar, irnos al gimnasio por la tarde, las clases de crossfit, pilates, yoga o spinning… Todo lo que hacíamos antes del parón veraniego. Y con ello llegarán las lesiones, las agujetas y las sobrecargas. Hay que tener cuidado y vamos a comentaros una serie de normas básicas para evitar en la medida de lo posible todos los efectos negativos de la vuelta al ejercicio.

Sigue leyendo “Vuelta al deporte”

¡Precaución, amigo conductor!

Aprovechando que es época de viajes largos, voy a intentar que tengáis una idea más o menos clara de la postura a mantener mientras se conduce.
Los viajes en las vacaciones de verano suelen superar, casi todos, las 3-4 horas de duración. Por ello, una buena postura al volante nos ayudará a no llegar tan cansados o con dolores musculares y articulares.
Sigue leyendo “¡Precaución, amigo conductor!”

ROMPIENDO MITOS II: Las caderas no se rompen solas

Casi con toda seguridad, todos hemos escuchado alguna vez a alguien decir lo de “Mi familiar se cayó y se rompió la cadera”, a lo que, acto seguido, vendrá el “enterao’ de turno” a corregir con la siguiente frase: “No, no. Eso no es así. Eso es porque primero se ha roto la cadera y luego se ha caído”.
Es cierto que existe la fractura espontánea de cadera (que es como se denomina), pero los casos son en un porcentaje muy escaso.

Sigue leyendo “ROMPIENDO MITOS II: Las caderas no se rompen solas”

ROMPIENDO MITOS I: Dormir en mala postura

Vamos a abrir una sección para intentar desmitificar algunas situaciones que no siempre son como creemos o como nos cuenta la gente.

Empezamos con una frase que todos hemos dicho o escuchado alguna vez. “He dormido en una mala postura”.

Hay gente que se despierta con el cuello contracturado o con dolor y molestias en brazos, zona lumbar, dorsal e incluso con dolor de cabeza, y lo achaca a “haber dormido en una mala postura”. Sigue leyendo “ROMPIENDO MITOS I: Dormir en mala postura”

No me engañes, Teletienda

Hoy creo que voy a levantar ampollas en un sector del mundo publicitario, la Teletienda.

Ya estoy cansado de ver como se anuncian productos milagrosos que no son más que engañabobos pero que la gente, por desconocimiento, termina comprando. En parte me da igual, el que sea inteligente que pregunte primero, pero de un tiempo a esta parte me estoy empezando a mosquear de verdad. Hace tiempo, los anuncios del teletienda intentaban venderte algo hablando de las maravillosas propiedades, la mitad de ellas inventadas, que tenía el producto, pero últimamente estoy viendo que, no contentos con inventarse propiedades que no existen (y pienso poner ejemplos, por supuesto), ahora se dedican a descalificar a los profesionales. Hablo, en mi caso, de los profesionales sanitarios, pero sé que descalifican también a aquellos que se dedican a la estética, los que se dedican al ejercicio físico, los que se dedican a la cocina y muchos más.

Sigue leyendo “No me engañes, Teletienda”